Cultivo aeropónico: qué es, ventajas y cómo montarlo.

Cultivo aeropónico: qué es, ventajas y cómo montarlo

Hoy en día, el cultivo aeropónico es uno de los sistemas hidropónicos más famoso y utilizado. Esto se debe a que en este cultivo las raíces reciben mayor cantidad de aire lo que supone una mayor producción.

La palabra “aeroponía” viene del griego aero y ponos que significa respectivamente aire y trabajo. Por ello, cuando hablamos de cultivos aeropónicos de cannabis, entendemos que es el proceso de cultivar plantas en un entorno aéreo sin utilizar ningún medio de cultivo tales como, lana de roca, arcilla expandida, coco, tierra, etc.

Con este sistema, se consigue que las raíces no se desarrollen en un sustrato, sino que crecen suspendidas en el aire.

Vamos a conocer todo sobre el cultivo aeropónico de marihuana.

¿Qué es un cultivo aeropónico?

Este sistema agrícola fue inventado en Italia, de manos del doctor Franco Massantini. El sistema de Massantini trataba de un cilindro de P.V.C colocado en posición vertical.

Dicho cilindro estaba repleto de agujeros en los cuales se colocaban las plantas. Así, el crecimiento de las raíces se realizaba dentro del cilindro con total oscuridad, y expuestas totalmente al aire.

 

 

Cultivo aeropónico: qué es, ventajas y cómo montarlo.
Esquema de cultivo aeropónico.

 

Ventajas y desventajas del cultivo aeropónico

Como en todos los tipos de cultivo que disponemos, contamos con ciertas ventajas y también desventajas que hay que tener en cuenta a la hora de iniciar nuestro cultivo.

Ventajas

  • Vamos a mencionar a continuación los puntos positivos que conlleva tener cultivos aeropónicos:
  • Oxigenación de las raíces: es muy importante una correcta oxigenación de las raíces para el proceso de fotosíntesis de la marihuana, sin una buena oxigenación la planta no podrías desarrollar la energía necesaria para el crecimiento de las raíces. En los cultivos aeroponicos el porcentaje de oxígeno que hay en el aire es mucho mayor que el que se concentra en el agua, por lo cual la oxigenación radicular está asegurada.
  • Ahorro de agua: existe un menor consumo de agua debido a que el proceso de evaporación es mucho menor que en otros sistemas.
  • Disminución de plagas: reduce notoriamente las posibilidades de aparición de enfermedades y también problemas de putrefacción de las raíces.
  • Mayor cantidad de plantas: con los sistemas aeropónicos se pueden cultivar más plantas en un espacio más reducido.

Desventajas

  • Ahora toca hablar de las desventajas que supone este tipo de cultivo:
  • Control de cultivo: los cultivos aeropónicos suponen o requieren un extra de atención, ya que aquí tus plantas dependen del suministro que tú les suministres. Cualquier error puede suponer la pérdida del cultivo.
  • Material específico: será necesario contar con rociadores, pulverizadores, nebulizadores y otros equipos que aporten los nutrientes necesarios a las raíces.
  • Control de raíces: tendrás que observar continuamente las raíces para prevenir la aparición de manchas o sequedad en ellas.
  • Control de parámetros de cultivo: recuerda que tus plantas dependen 100% de ti. Por ello, tendrás que controlar rigurosamente todos los parámetros como: el acceso de agua, niveles de pH y EC, los nutrientes necesarios, intercambio de aire y temperatura del agua, entre otros.

¿Cómo hacer un cultivo aeropónico?

Como debes suponer, los sistemas aeropónicos disponibles a nivel comercial no son precisamente económicos. Por ello, tienes la opción de montar tu propio sistema aeropónico casero.

Materiales

En la siguiente lista se indican todos los materiales y herramientas que necesitarás para realizar tu propio sistema aeropónico.

  • Un cubo o recipiente de 20 litros con tapa.
  • Un trozo de tubo de polietileno con rosca, que servirá de elevador (longitud 30cm, diámetro 1,25cm).
  • Cabeza de aspersor de 360°, 1,25cm (½ pulgada).
  • Bomba hidropónica con capacidad para 1.200l/hora, con rosca de 1,25cm de diámetro.
  • Temporizador eléctrico de ciclo constante de media hora encendido y media hora apagado.
  • Macetas hidropónicas de malla con tapa Sierra (para cortar el tubo elevador)
  • Taladro eléctrico.
  • Accesorio de sierra cilíndrica para taladro (cuyo diámetro debe ser un poco más pequeño que el diámetro de tus macetas de malla)
  • Gafas de seguridad.
  • Rotulador.

Pasos para montar un cultivo aeropónico

Ahora te explicamos paso a paso cómo montar tu propio cultivo aeropónico.

1. Empezaremos perforando entre 3 y 8 agujeros en la tapa de nuestro cubo o recipiente con la ayuda de una sierra cilíndrica. Es muy importante que el diámetro de los agujeros sean unos milímetros más pequeños que el de las macetas de malla, para que encajen a la perfección.

El número de agujeros dependerá de la cantidad de plantas que vas a cultivar. Luego coloca las macetas en cada uno de los agujeros.

2. Ahora coloca la bomba dentro del cubo. Con un trozo de tubo de polietileno con rosca.

3. Conecta la bomba al tubo y córtalo con la sierra a la altura correspondiente. Enrosca la cabeza del aspersor en la parte superior del tubo.

4. Conecta la bomba pasando el enchufe de la bomba por uno de los agujeros para las macetas situados en la parte superior.

5. Después, conecta la bomba al temporizador.

6. Ajusta el temporizador a un ciclo continuo de 30 minutos encendido y 30 minutos apagado. Así conseguirás rociar las raíces durante 30 minutos, y mantener una pausa entre cada suministro. Este ciclo será el mismo durante todo el cultivo aeropónico.

7. Ahora llenaremos el cubo con aproximadamente 8 litros de agua y los fertilizantes.

8. Coloca tus plantas en las macetas.

Ya tienes tu sistema aeropónico, de manera simple y económica.

Tips importantes para tu cultivo aeropónico

Para acabar con esta guía completa de sistemas aeropónicos, te dejamos algunos tips y recomendaciones para conseguir tu objetivo: ¡una cosecha increíble!

  • Utiliza luces de cultivo frías: esto se debe a que el agua del depósito no debe calentarse en exceso, ya que si supera los 24ºC puede haber riesgo de formación de microorganismos que pueden dañar tus plantas.
  • Para ello te recomendamos el uso de luminaria LED o CFL.
  • Dosis de fertilización correcta: te recomendamos medir muy bien las dosis de los fertilizantes y guiarte según el fabricante.
  • Control de tu cultivo: como ya hemos mencionado, los cultivos aeropónicos dependen completamente de ti. Por ello, lleva un control rutinario para garantizar que tu cultivo funciona correctamente.
  • Limpieza y entorno adecuado: para garantizar el éxito en tu cultivo, mantén un sistema aeropónico con las condiciones de humedad, temperatura, aireación y limpieza adecuados. ¡Tus plantas te lo sabrán agradecer!

Con esta guía completa sobre el sistema de cultivo aeropónico de Sweet Seeds® cuentas con toda la información necesaria para iniciarte en este tipo de cultivos. Verás como disfrutas y aprendes al máximo desde el inicio del ciclo hasta la cosecha de tus plantas.

Cerrar
Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en el carrito